Sur del pais lucha por sobreponerse a las secuelas de los tornados

Martes, 16 Septiembre   

En una región devastada por tornados que mataron a por lo menos 57 personas en su paso por cinco estados, el niño fue una señal de esperanza. El bebé de 11 meses, llamado Kyson, estaba rodeado de casas destruidas, escombros de una oficina postal y árboles caídos.

Su mamá, Kerri Stowell de 24 años, fue una de las seis personas que murieron en la pequeña población, expresó el jefe de la policía del condado de Sumner, Bob Barker.

Los equipos de emergencia llegaron hasta las áreas más afectadas junto con trabajadores de las empresas de electricidad y representantes de la industria del seguro. Cientos de casas fueron demolidas en la región y las autoridades comenzaron a evaluar cuál será el costo de los tornados.